martes, 28 de abril de 2015

MAGDALENAS DE ARANDANOS


Hacia tiempo que quería hacer magdalenas con arándanos pero como no en todos los supermercados los encuentras pues ahí estábamos con las ganas a la espera. Por eso, cuando hace unos días fui al súper y vi arándanos me vine con una bandejita de estas ricas frutillas, teniendo muy claro como los emplearía.

He utilizado la receta de magdalenas clásicas de Xavier Barriga, de su libro "PAN". Es la que suelo hacer siempre porque salen muy ricas, pero la he modificado un poco y creo que los cambios efectuados le van de maravilla a los arándanos frescos.


INGREDIENTES:

2 huevos L
130 g de azúcar
45 g de miel
160 ml de aceite de oliva suave
90 ml de leche
210 g de harina
5 g de levadura química
Una pizca de sal
1 cucharadita de café de canela en polvo
Ralladura de medio limón y media naranja
125 g de arándanos frescos
Azúcar para espolvorear


PREPARACIÓN:

Con el accesorio batidor del robot, bate los huevos, el azúcar y la miel hasta conseguir una mezcla muy cremosa.

Mezcla la leche con el aceite e incorpórala al batido de huevos y azúcar batiendo con la marcha lenta.

Aparte, agrega la levadura, la sal, la canela y las ralladuras de cítricos a la harina. Añade esta mezcla poco a poco al robot, también en marcha lenta.

Cuando hayas obtenido una masa homogénea, bátela con la marcha rápida durante 2 o 3 minutos. 

Tapa la masa con un paño y déjala reposar en la nevera durante 1 hora como mínimo para que el impulsor empiece a hacer efecto. Puedes mantenerla en la nevera incluso hasta el día siguiente.

Precalienta el horno a 250ºC.

Coloca cápsulas de magdalenas en un molde para hornear magdalenas o en moldes individuales y rellena con la masa, debes llenar solo tres cuartas partes de las cápsulas.

Distribuye los arándanos por todas las magdalenas y remata espolvoreando azúcar.

Hornea a 210ºC de 14 a 16 minutos, según el tamaño de los moldes.

Disfrutad del espectáculo que os dará el proceso de horneado y de lo ricas, sanas, jugosas y ligeras que son.


Buen provecho

lunes, 20 de abril de 2015

SILVIA'S CAKE


 Ya estoy de vuelta, este mes ha sido muy intenso. He disfrutado de unas merecidas vacaciones, he viajado, he disfrutado de preciosos lugares y comida francamente rica, pero lo más importante: he disfrutado muchísimo de mi familia.

Abril es el mes de los cumpleaños, mis dos hijas cumplen años durante este mes, también los cumplía mi madre, así que siempre ha sido tiempo de celebraciones, de preparar meriendas y tartas.

La receta con la que retomo el blog es la tarta de cumpleaños de Silvia, este año Marta se quedó sin tarta, ya que ella está en Hamburgo y no pudimos celebrar junto a ella su cumpleaños. Ya sabes que en julio haremos la tarta más bonita del mundo mundial.



La Silvia's Cake, así la hemos bautizado, gustó mucho, es una tarta de cuatro pisos, - en USA se les llama Layer Cake-, con relleno y cobertura de nata, y rematada con frambuesas. El bizcocho es delicioso, súper esponjoso. El relleno y la cobertura no resultan empalagosos ya que consiste en nata montada firme y además queda en su justo punto de dulzor. La verdad es que es de esas tartas con las que repetirías, ya que no empacha para nada.

La receta del bizcocho la publique hace un tiempo, es ESTA, es un bizcocho que nunca falla, la receta es de mi amiga Merche, y está bueno solo o acompañado.

INGREDIENTES:

Para el bizcocho:

4 huevos L

250 g de azúcar

250 g de harina

125 ml de aceite de oliva

125 ml de zumo de naranja

1 sobre de levadura de repostería

Ralladura de un limón

Colorante alimentario rojo

Para el relleno / cobertura y decoración:

1 litro de nata 35% materia grasa

Azúcar al gusto

1 Bandeja de frambuesas



PREPARACIÓN:

Necesitamos cuatro moldes de 20-22 cm. Yo compré cuatro desechables ya que no tenía tantos del mismo tamaño. Los engrasáis bien para que no se peguen los bizcochos y reserváis.

Separar las claras de las yemas, batir las claras hasta que estén firmes y en este punto ir echando el azúcar hasta conseguir la textura de un merengue. Añadir el aceite poco a poco y a continuación el zumo de naranja. Batir con un tenedor las yemas e incorporar a la mezcla anterior, agregar la ralladura de limón y por último la harina junto con la levadura poco a poco.

Ahora añadiremos el colorante alimentario, hay que echar bastante para que la masa quede muy roja ya que al hornearse siempre queda un poco menos vivo el color.  Reparte la masa en los cuatro moldes, yo uso un dosificador de hacer bolas de helados.

Meter en el horno precalentado a 180º durante 20-30 minutos en función del horno. Pinchar con una brocheta para ver si están cocidos.

Dejar enfriar sobre una rejilla y mientras aprovechamos para montar la nata.

La nata tiene que estar muy fría, sino te costará mucho montarla. Verter el litro de nata fría en la batidora y batir a velocidad alta, cuando esté medio montada añadir azúcar al gusto. Continuar batiendo hasta que nos quede firme pero vigilando porque si la batimos en exceso la convertiremos en mantequilla.

Cuando los bizcochos estén fríos, colocar un bizcocho y encima una buena capa de nata, así con todos. Finalmente cubrir toda la tarta con nata. Decorar como más os guste, yo no la he hecho lisa, me apetecía darle un toque más casero y le he pasado la rasqueta de puntas, consiguiendo el estriado que veis.

Finalmente decorar con frambuesas. Está mejor de un día para otro, por lo que os aconsejo hacerla el día de antes a cuando la vayáis a comer.

Si os apetece podéis visitar mi Instagram, en el podréis ver lo que he ido haciendo durante este mes. Vuelvo a publicar en el blog pero por ahora no podré hacerlo con tanta asiduidad, al menos hasta después de mayo.

Un beso para tod@s y FELIZ SEMANA


viernes, 20 de marzo de 2015

MARTOFEN DE CHOCOLATE


Una receta que os encantará, directamente desde Hamburgo, Alemania. Me la manda mi hija Marta que se está convirtiendo en una estupenda cocinera.

Facilísima y deliciosa, para amantes del chocolate en estado puro, sin harina, delicada, nada empalagosa y con un regustillo final que sabe a nube de cacao…
Seguiría pero mejor lo veis ya en la foto.




INGREDIENTES:

1 Tableta de chocolate negro
100 g de azúcar
100 g de mantequilla
5 huevos tamaño L

PREPARACIÓN:

Derretir a fuego muy bajo la mantequilla y la tableta de chocolate negro troceado, sin dejar de remover. Una vez fundido el chocolate u la mantequilla retirar del fuego y añadir el azúcar, remover de nuevo y reservar. Lo dejaremos enfriar un poco y mientras montaremos las claras de los huevos.

Separar las claras de las yemas. Batir las claras hasta conseguir una consistencia firme, lo habréis conseguido cuando formen picos.

Batir las yemas de los huevos e incorporar al chocolate, mezclar bien. Incorporar ahora las claras poco a poco, con movimientos envolventes para que no se nos baje.

Engrasar un molde y verter la mezcla. Meter en el horno precalentado a 180ºC durante 30 minutos. El pastel subirá mucho. Después cuando lo sacamos baja, pero su textura es tan suave y rica que os conquistará.



FELIZ FIN DE SEMANA

domingo, 15 de marzo de 2015

HOJALDRES DE BACON

Muchas veces no es necesario complicarse para hacer una receta rica, con buena presencia y además rápida. Para muestra de ello os traigo unos hojaldres con bacon, retorcidos y dorados, que presentados dentro de un vaso resultan incluso de lo más glamuroso.


INGREDIENTES:

Una lámina de hojaldre alargada
Lonchas de bacon ahumado
1 yema de huevo batida con una cucharada de agua


PREPARACIÓN:

Cortamos tiras de hojaldre de 15 cm de largo por 2 cm de ancho. De igual modo cortamos el bacon en tiras de esta misma medida. Ponemos la tira de bacon sobre la de hojaldre y vamos retorciendo desde una punta hasta la otra.

Colocamos sobre una bandeja de horno cubierta con papel sulferizado, teniendo la precaución de dejar un poco de separación entre las piezas, pues luego crecen. Pintamos con la yema de huevo batida con una cucharada de agua. Y horneamos a 200º C durante 15 minutos aproximadamente, en función del horno o hasta que tomen un bonito color dorado.

Dejamos enfriar sobre una rejilla y no queda más que disfrutar de estas sencillas delicias.