domingo, 14 de septiembre de 2014

TRENZA DE MANZANA

La manzana es una de mis frutas favoritas, me encantan las manzanas crujientes y rojas, son un tentempié estupendo y saludable, las manzanas Marlene llegan a nuestra mesa directamente de los Alpes para ofrecernos todo su sabor y colores, manzanas dulces y jugosas, rojas, amarillas o verdes, vamos para todos los gustos.



Y con estas preciosas manzanas he preparado una trenza de hojaldre, para acompañar el café dominguero, un dulce rápido de hacer, muy sano y con pocos azucares añadidos, tan solo una cucharada sopera, no necesitan mas estas ricas manzanas, una trenza repleta de manzanas.





INGREDIENTES:

5 manzanas Marlene
1 nuez de mantequilla
1 cucharada sopera de azúcar

1 lamina de hojaldre
1 huevo batido





PREPARACIÓN:

Quitar el corazón a las manzanas y cortar en trozos no muy pequeños. Poner una nuez de mantequilla en una sartén y llevar al fuego, añadir las manzanas troceadas y una cucharada sopera de azúcar. Ir reviviendo para que no se peguen y cuando estén blanditas sacar y dejar enfriar.

Desenrollar la lamina de hojaldre, medir con una regla y dividir el ancho del hojaldre en tres trozos, y marcar ligeramente con una línea, de esta forma pondremos en el relleno en el centro y los trozos de los lados servirán para cerrar la trenza. Cortaremos tiras a ambos lados justo hasta el centro del hojaldre donde ira el relleno para luego ir montando y cerrando cada tira.



La plancha de hojaldre ya con los cortes sobre la bandeja de horno ayudándonos del papel que lleva el hojaldre, así montaremos la trenza sobre la bandeja para no manipularla mas, de lo contrario una vez rellena se nos podría romper al colocarla sobre la bandeja. Poner el relleno en el centro e ir cerrando con las tiras de los lados. Pintar con huevo batido y meter al horno precalentado a 200º durante 25 minutos.

Y ya tenéis un dulce sano para disfrutar sin remordimientos.

FELIZ SEMANA

jueves, 11 de septiembre de 2014

OSOBUCO A LA MOSTAZA

Vuelvo a traeros una receta de osobuco de cerdo. Me gusta mucho prepararlo con esta carne porque además de ser mas barata que la ternera, el resultado es excelente, en todos los sentidos, sabor y tiempo de realización, ya que se prepara antes.



Para mi todo son ventajas, me gustan mucho estos platos que son muy completos, por un lado carne, por otro verduras y por supuesto una rica salsa para mojar un buen pan a ser posible casero, un plato completo que puede ser único, al menos para mi.



El colorcito amarillo se lo aporta la mostaza en polvo, que además de color le añade un toque muy rico y la carne queda muy tierna porque esta cocinada con vino blanco para guisar de MIRO, a fuego suave y lento. Preparar guisos de carnes con vino es una de mis debilidades, tanto guisadas como asadas, el vino hace que la carne quede deliciosa,  agradezco a MIRO que me haya dado la oportunidad de probar su vino para cocinar y el delicioso Vermut rojo que elaboran, y os invito a visitar su web donde encontrareis los productos tan estupendos que desde hace años elaboran en sus bodegas.



INGREDIENTES para 4 personas:

750 g Osobuco de cerdo (un par de piezas por persona)
12 chalotas o cebollitas pequeñas
1 puerro grande
4 zanahorias
1 cucharada de mostaza en polvo
Sal
Pimienta
Harina para rebozar la carne
Aceite de oliva virgen
Vino blanco para guisar MIRO
1 vaso de agua



PREPARACIÓN:

Salpimentar la carne y pasarla por harina sacudiendo el exceso. Freír en una sartén con aceite de oliva hasta que coja color doradito, añadir el puerro picado en trozos no muy pequeños, las zanahorias cortadas en rodajas gruesas y las chalotas o cebollas pequeñas enteras y peladas, saltear un par de minutos e incorporar una cucharada de mostaza en polvo, remover  y cubrir con vino blanco para guisar MIRO , llevar a ebullición y flambear, -flambear para quien desconozca el termino es rociar un alimento con alcohol y cuando está caliente quemarlo, de esta forma el alcohol se evapora y el guiso toma un sabor estupendo-, añadir un vasito de agua, tapar y cocinar a fuego lento durante aproximadamente una hora. Transcurrido este tiempo pinchar la carne, debe soltarse del hueso, en caso contrario dejarla un poquito mas de tiempo. Y no queda mas que buscar un buen pan para mojar en tan rica salsa.

domingo, 7 de septiembre de 2014

ENROLLADOS DE JAMÓN IBÉRICO DE CEBO Y ESPÁRRAGOS VERDES

Cuando tienes un jamón tan bueno como este cualquier receta sale bordada, es tan sencillo conseguir una entrante tan bueno y sano que ponerse a cocinar no supone esfuerzo alguno.




Jamones y embutidos Vázquez me envió una muestra de sus productos que estaba deseando probar y compartir con vosotros, de vuelta de las vacaciones, mi ordenador tiene una carpeta repleta de recetas sencillas que os animaran a volver de nuevo a meteros en la cocina.


Hoy he unido dos ingredientes que me encantan, los espárragos y el jamón, jamón ibérico de cebo con un sabor delicioso y no me extraña porque todos los productos de Jamones y embutidos Vázquez son fabricados usando como materia prima base el cerdo ibérico, criado en libertad en las dehesas de la Sierra de Aracena, y alimentado a base de bellotas e hierbas durante el periodo denominado montanera.
 



INGREDIENTES:


Un manojo de espárragos verdes

Jamón ibérico de cebo Vázquez

Aceite de oliva virgen

Sal




PREPARACIÓN:

Cortar la parte dura de los espárragos y cocer  7-10 minutos en agua con sal,  no los cozáis de mas, personalmente me gustan un poco al dente.

Un vez cocidos sacar y poner en un recipiente con agua y hielo para cortar la cocción y que no pierdan su color verde.  Dejad enfriar un poco y secad con papel de cocina, echad un chorrito de aceite de oliva virgen y envolved dos espárragos con una loncha de jamón ibérico de cebo Vázquez.  Y no queda mas que disfrutar de plato.

Buena semana para todos.

martes, 12 de agosto de 2014

COCA RUSTICA DE CIRUELAS BLACK SPLENDOR


Me gusta mucho cocinar con productos de temporada, es un lujo poder hacer una coca con fruta recién cogida, en esta ocasión con ciruelas variedad Black Splendor,  unas ciruelas carnosas y ligeramente  acidas, ese punto acido es el que le da un toque brutal a esta torta, muerdes y te explota en la boca el sabor de la ciruela junto al tierno bizcocho, pequeños placeres caseros que te llenan de satisfacción.



En ReciénCogidas no utilizan ningún método de conservación, la fruta llega tal y como es recogida, natural y directamente del campo a tu mesa, en menos de 48 horas.  Son productores agrícolas con una dilatada experiencia en el cultivo de frutas y hortalizas, recogen tu pedido del campo, en el momento justo de maduración, y desde luego se nota porque estas ciruelas tienen ese sabor de antaño, cuando ibas al huerto del abuelo y cogías la fruta del árbol, todo un lujo.



Podéis visitarlos en su página www.reciencogidas.com, y ver sus estupendos productos, si os registráis tendréis muchas ventajas cuando hagáis vuestros pedidos.

Y la receta de hoy es una variante de  la COCA DE ALBERICOQUES que hice hace algún tiempo, en esta ocasión he utilizado ciruelas pero el resto de la receta es igual.


INGREDIENTES:

8 ciruelas gorditas variedad Black Splendor de Reciéncogidas
170 g de patata cocida
100 g de mantequilla
250 g de azúcar
50 ml de aceite de oliva
480 g de harina de fuerza
40 g de fécula de patata, si no tenéis fécula podéis usar copos de puré de patata
50 ml de leche
3 huevos L
20 g de levadura fresca
azúcar glass para espolvorear las ciruelas.


PREPARACIÓN:

En un recipiente amplio machacamos bien las patatas cocidas y mezclamos con la mantequilla en punto pomada, la tendremos a temperatura ambiente, añadimos el azúcar, mezclamos de nuevo, incorporamos la leche templada en la que habremos disuelto la levadura y vamos añadiendo los huevos de uno en uno.


Ahora añadimos la harina y fécula tamizadas y amasamos bien, incorporamos el aceite y seguimos amasando, si hiciera falta echar un poco de harina en el banco, pero tan apenas y amasar hasta que no se pegue, tiene que quedaros una masa blanda y elástica.

Meter en un bol y tapar con film, dejarla reposar hasta que doble su tamaño, una vez haya levado, untar un molde con aceite y poner dentro la masa, cortar las ciruelas por la mitad, quitadles el hueso y cubrir con ellas la coca, presionando ligeramente para que se hundan un poco en la masa, espolvorear con azúcar glass y dejar reposar una media hora.

Precalentamos el horno a 180º y horneamos la coca durante unos 40 minutos, que coja colorcito dorado por arriba y ya solo queda que disfrutar de ella, un verdadero placer.

  Fuente de la recetaLa cocina de Ani